Breves instrucciones de manejo de editores

En esta entrega haremos un breve paréntesis en el aprendizaje del sistema operativo para poder ver, muy por encima, el manejo básico de algunos de los editores
más utilizados en linux para que podáis comenzar a hacer las modificaciones oportunas en los archivos de configuración así como a escribir o leer vuestros
propios textos.

Veremos algunos comandos de vi, ya que es el editor que nos aparecerá preinstalado en la mayoría de las distribuciones, también algunos de nano, por ser
un editor muy pequeño y sencillo de utilizar. Dejaremos de lado un potente editor llamado emacs, ya que hoy por hoy es, como se dijo más atrás en estos
apuntes, mucho más que un editor y, dado que hay una aplicación que se encarga de accesibilizarlo, llamada emacspeak, si más adelante lo decido así, podría
plantearme el entrar en él.

Editor vi:

Para ejecutar vi, simplemente tienes que teclear la orden vi seguida del nombre del fichero que quieras. Si el fichero existe, éste aparecerá en pantalla,
si no existe, vi lo creará y verás una pantalla con una columna de

tildes (~) en el lado izquierdo. Vi estará ahora en modo de comando, esto es una forma muy peculiar de trabajo de este editor que lo aleja de lo que probablemente
conozcas hasta el momento. . En el modo de comando tienes dos tipos, los comandos directos que se pulsan con sus letras correspondientes, y los comandos
ex que se conforman con letras precedidas del signo : (dos puntos).Cualquier cosa que teclees será interpretada como un comando, no como texto que pudieras
querer escribir. Para introducir texto, es necesario teclear un comando. Los dos comandos de entrada básicos son los siguientes: «i» inserta texto a la
izquierda del cursor. «a» añade texto a la derecha del cursor.

Cuando finalizamos la escritura de textos, o siempre que necesitemos ejecutar algún comando del editor, deberemos pulsar la tecla «Escape» para finalizar
la inserción.

Guardar y salir:

La orden :w guarda o escribe en el disco el texto que haya en el editor.

la orden :q sale del editor.

La combinación de órdenes :wq sale del editor grabando antes su contenido. También hay una abreviatura para :wq, ZZ. Ciertamente ZZ no es exactamente igual
que :wq. Si no se ha hecho ningún cambio al fichero que se está editando desde la última vez que se guardó, «ZZ» simplemente saldrá del editor mientras
que «:wq» salvará

(redundantemente) el fichero antes de salir).

La orden :q! fuerza al editor a salir sin grabar, de otro modo nos obligará a guardar lo que hayamos cambiado en el archivo o a

utilizar la combinación de órdenes :wq.

Fíjate bien en la estructura de las órdenes porque algunas de ellas requieren el signo de : (dos puntos), y otros no, intenta no liarte con esto. Asimismo
ten también presente que si estás en modo edición y quieres dar una orden de editor tienes que ir al modo comandos con la tecla escape y, que estando en
el modo de comandos, si quieres escribir es necesario que salgas al modo de edición con las órdenes i o a.

Búsqueda de textos:

Vi nos permitirá buscar una cadena de texto en el buffer de edición. Buffer es un término inglés que se utiliza en algunos editores de Unix/linux para referirse
a una zona de memoria reservada para algo; en este caso, vi reserva buffers para el archivo de edición principal y para las zonas temporales de copia.

Algunos comandos de búsqueda que podemos usar son los siguientes:

/ cadenatexto Busca hacia la derecha y hacia abajo la siguiente instancia de «cadenatexto».

? cadenatexto Busca hacia la izquierda y hacia arriba la siguiente instancia de «cadenatexto».

n Repite el último comando / o ?.

N Repite el último comando / (barra) o ? (interrogación) en la dirección opuesta.

Al pulsar cualquiera de los comandos de arriba, aparecerá una línea en blanco en la parte inferior de la pantalla donde podremos teclear cadenatexto.

Teclas de movimiento:

En las versiones modernas de vi podremos usar las teclas de movimiento ya conocidas en muchos otros editores, no obstante, vi posee un montón de teclas
de movimiento en el modo de comando y que se pueden utilizar en conjunción con otras órdenes para realizar, por ejemplo, búsquedas y substituciones. Como
estas combinaciones de órdenes sobrepasan a esta breve introducción al linux, os podréis dirigir a manuales y páginas man que hablen sobre el asunto. Sin
embargo os pongo una lista de ellas, no sin antes recordaros de nuevo que son para usar en el modo de comandos y que, al igual que linux, vi es sensible
a las mayúsculas.

h mueve el cursor un espacio a la izquierda.

j mueve el cursor una línea hacia abajo.

k mueve el cursor una línea hacia arriba.

l mueve el cursor un espacio a la derecha.

w mueve al principio de la siguiente palabra.

e mueve al final de la siguiente palabra.

E mueve al final de la siguiente palabra antes de un espacio.

b mueve al principio de la palabra anterior.

0 mueve al principio de la línea actual.

^ (acento circunflejo) mueve a la primera palabra de la línea actual.

$ (signo de dólar) mueve al final de la línea.

_ mueve al principio de la siguiente línea.

– (guión) mueve al principio de la línea anterior.

G mueve al final del fichero.

1G mueve al principio del fichero.

nG mueve a la línea n.

Control G muestra el número de línea actual.

% (por ciento) va al paréntesis correspondiente.

H mueve a la línea superior en pantalla.

M mueve a la línea de en medio de la pantalla.

L mueve al final de la pantalla.

n mueve el cursor a la columna n.

 

El texto se desplazará automáticamente siempre que el cursor alcance la parte superior o inferior de la pantalla. También hay comandos que permiten controlar
dicho desplazamiento del texto.

Control f desplaza una pantalla hacia delante.

Control b desplaza una pantalla hacia atrás.

Control d desplaza media pantalla hacia abajo.

Control u desplaza media pantalla hacia arriba.

Algunas de las órdenes anteriores pueden acompañarse de un modificador numérico que las preceda. Esta

característica normalmente repite el comando ese número de veces. Por ejemplo, para mover el cursor ocho posiciones a la izquierda, pulsaremos en el modo
comando: 8l

Editor NANO:

NANO es un editor minimalista, muy ligero y algo más acorde a los editores que podemos conocer que VI o que EMAS. Es un programa que emula al editor pico
que era más común hace unos años ya que venía integrado con un gestor de correo electrónico llamado pine.

Abriendo y creando archivos

Para crear o abrir un archivo determinado se ha de escribir la siguiente línea de órdenes:

nano nombrearchivo

Si nombrearchivo existe, nano lo visualiza en pantalla y nos permite leerlo o modificarlo. Si el fichero no existe nano lo creará y nos dejará ver la pantalla
vacía solamente mostrando la línea de encabezado con la versión y el título del programa y la línea de estado con la ayuda de teclas de método abreviado
correspondiente. A partir de ahí podremos editar cualquier texto que queramos.

Nano es un editor sin formatos, así que puedes comenzar inmediatamente a escribir o modificar el texto. Si estás editando un archivo en el que no te interese
que nano respete las líneas puede que fuera buena idea que utilizases el modificador -w, ya que este modificador desactiva el ajuste de palabra y las líneas
no se cortan. Si te interesa ver el texto con el formato de línea puedes obviar este modificador.

Guardando y saliendo

Para guardar los cambios efectuados en el texto actualmente cargado en el editor, pulsaremos Control+O. Para salir de nano, pulsaremos Control+X. Si salimos
denano sin guardar, nos preguntará si queremos

guardar los cambios. Si presionamos n no se guardará nada. Si presionamos s se guardará todo perfectamente. Entonces nos pedirá que escribamos un nombre
para el fichero, lo escribimos, presionamos Enter, y listo!. Si pulsamos c cancelará y nos volverá a dejar en el editor. También podremos pulsar F2 para
salir de nano y que nos aparezca esta pantalla.

Si por error presionas que quieres guardar el fichero, no te preocupes porque se puede cancelar presionando Ctrl+C siempre que estés en la pantalla donde
se escribe el nombre del fichero.

Cortando y pegando

Para cortar una línea sola, utiliza simplemente Control+k al mismo tiempo. La línea desaparece. Para pegarla, muévete con el cursor hacia el punto donde
quieras pegar la línea y presiona Control-u con lo que la línea reaparecerá en el lugar preciso.

Para mover múltiples líneas, simplemente es necesario ir cortando línea a línea y, cuando hayamos terminado de hacerlo pegaremos donde deseemos y aparecerán
todas juntas en la nueva posición deseada.

Si necesitas un control mayor sobre el texto y una mayor rapidez en la copia, lo que se requiere es marcar el texto. Mueve, entonces, el cursor al comienzo
del texto que quieras cortar. Presiona Control+^ o control+6. Ahora desplázate hasta el final del texto que quieres marcar. Todo el texto debe quedar resaltado.
Si deseas desmarcarlo, simplemente pulsa control+^ de nuevo. Ahora debes pulsar a tu conveniencia las teclas de cortar y pegar tal cual las expliqué más
arriba.

Buscar Texto

Buscar una palabra es fácil, solo es necesario pulsar Control+w e introducir la palabra a buscar. Luego se pulsa intro y el editor trata de encontrar el
texto escrito en todo el documento.

Como veis, la utilización de nano se parece más a lo que todos estamos acostumbrados a hacer desde, incluso, los tiempos del MS-DOS, aunque, posiblemente,
nano sea algo menos potente que vi, en muchas ocasiones nos convendrá más utilizarlo. Es, también, bastante probable que buestra distro no lo traiga, guadalinex
no, por ejemplo. Si esto ocurriese simplemente se instala con apt-get install nano y listo. Para los que todavía usan DOS les comento que FreeDos trae
versiones de vi y de emacs.

Existe otro editor muy intuitivo llamado jed, cuya interface se desarrolla mediante un sistema de menús bastante parecido al edit de MS-dos, tiene capacidades
de autoindentación y coloreado de sintaxis útiles para los programadores, pero de momento el lector de pantalla se comporta de modo errático, ya que no
consigo que el modo directo del yasr consiga leer el texto editado (el modo revisión si lee perfectamente), y mientras no pueda saber por qué lo hace,
opto por no desarrollarlo.

Bien, aquí termina este paréntesis, en la próxima entrega volveremos al árduo trabajo con el sistema operativo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.