Conclusiones sobre el Braille en las primeras jornadas de usuarios

CONCLUSIONES DE LAS PRIMERAS JORNADAS DE USUARIOS DE TECNOLOGÍAS PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD VISUAL
(Santander, diciembre de 2004).

MESA REDONDA: LA IMPLICACIÓN DE LA TECNOLOGÍA EN LA UTILIZACIÓN DEL BRAILLE

1. El alfabeto Braille es el sistema de lecto-escritura específico para ciegos y deficientes visuales y su conocimiento es fundamental para su formación,
desarrollo y autonomía personal y, en consecuencia, es un instrumento importante para su integración en la sociedad.

2.  El desarrollo de las nuevas tecnologías, muy basadas en la síntesis de voz va en detrimento de su uso de manera notable, debido, sobretodo, a que muchos
libros e informaciones son más fáciles de optener con sistemas electrónicos y más transportables.

3. Sin embargo, no son recursos excluyentes sino complementarios: las nuevas tecnologías facilitan la producción en Braille, lo incorporan en sus teclados,
existe el braille electrónico (línea braille.

4. Dado que el alfabeto Braille es el único sistema de lectoescritura para ciegos es necesario fomentar y promocionar su aprendizaje y uso y así lo ha explicitado
también la Unión Mundial de Ciegos.

5. Para ello hay que trabajar en varios frentes: desarrollo de métodos más atractivos de enseñanza para niños y adultos, creación de un ambiente alentador
para su aprendizaje, normalizar su presencia en la sociedad, trabajar para conseguir más facilidades para el uso de líneas Braille como adaptación a las
TIC, etc.

6. Los costos de producción del Braille electrónico (celdillas Braille) son muy elevados y esto dificulta su mayor incorporación en diferentes dispositivos
y, en consecuencia, que su uso sea más extenso. De todos modos las empresas siguen investigando en procesos más baratos y la ONCE ha otorgado algún premio
de I + D para impulsar esta línea de trabajo.

7. El colectivo de ciegos y deficientes visuales  usuarios del braille debe ser más activo a la hora de pedir y reivindicar la incorporación del Braille
en los bienes y servicios y mostrarse más convencido de que se pueden alcanzar logros importantes.

8. Hay que exigir a las instituciones públicas y a las que tienen responsabilidades en el terreno de la ceguera y deficiencia visual que asuman su parte
en lo que se refiere a proporcionar información accesible y a tener en cuenta el sistema Braille como un medio para ello. En este sentido se observan algunos
reproches a la ONCE por no usarlo suficientemente y así dar ejemplo con su actuación.

9. Se observa un cierto debate al entorno de la enseñanza del Braille: sobre quién y cuándo debe aprenderlo (grado de resto visual y otras circunstancias),
sobre si quienes lo enseñan tienen los conocimientos, perspectiva y convicción suficientes y  sobre si disponen de métodos y materiales lo bastante atractivos
y motivadores tanto para la enseñanza infantil como de adultos. En este campo las nuevas tecnologías ofrecen la posibilidad de contar con juegos que resulten
motivadores para aprender a leer el Braille.

10. Se apunta la idea de que en muchos casos de niños y adultos con un cierto resto visual hay un rechazo por su parte y por su entorno en relación al

aprendizaje y uso del Braille por lo que puede tener de evidenciador de su deficiencia.

11. Hay que hacer más incidencia en la introducción del Braille en los productos y el entorno habituales (etiquetaje, numeración en los porteros automáticos…),
ya que su introducción en el ámbito de la vida diaria ofrece soluciones para la autonomía de las personas ciegas y puede ser un factor motivador del uso
del Braille entre personas que por sus características o la edad en que han perdido la vista difícilmente  lo usarán para leer textos largos o para estudios.

12. Se observa que faltan más datos sobre el número de usuarios del Braille y estudios que, por ejemplo, establezcan la relación entre el dominio de este
sistema de lectoescritura y el alcance de niveles de formación académica superior.

13. Se plantea la necesidad de reflexionar entorno algunas cuestiones como por qué se ha perdido el uso de la estenografía en España mientras que en otros
países se ha incorporado a los dispositivos electrónicos o por qué, muy a menudo, en apariciones públicas, se da por perdido el uso del Braille antes que

no luchar por él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.