La tecnología y el acceso a la educación. (Lucía Melchor y Maite Menéndez)

Lucía Melchor

Maestra itinerante del equipo del CRE de Barcelona desde 1992, mis alumnos son de la etapa de primaria y primer curso de ESO, estoy en el grupo ACCEDO, formo parte del equipo de tecnología del CRE de Barcelona.
He trabajado con alumnos ciegos en cuyos centros se implantaba por primera vez el proyecto Escuela 2.0.
He participado en jornadas de profesionales de la educación como el congreso «Internet en el aula», he participado en algún artículo publicado en la revista «novática». sobre educaación y tecnología.
En este campo me encanta trabajar directamente con los alumnos, investigar, probar nuevos recursos, intentar buscar soluciones a los problemas de accesibilidad de los materiales educativos e intercambiar con otros maestros y profesores conocimientos de forma que la inclusión de nuestro alumnado sea cada día más una realidad.

Maite Menéndez González.

Nacida en Asturias. Maestra de formación aunque no inicialmente de vocación. Más tarde la descubrí. Mi primer contacto con personas con discapacidad visual fue cuando estudiaba Magisterio. Junto con tres compañeros de clase, en un rato de dos horas que teníamos libres, decidimos animados por otros compañeros que iban, acudir a clases de aprendizaje de Braille en la ONCE de Oviedo, muy cerca de nuestra escuela. Cambiamos las partidas de cartas o las animadas charlas arregla-mundos por conocer un universo nuevo para nosotros. Ese contacto fue emocionante, el mundo visto con otros ojos. Y el código Braille divertido e inteligente. Pasaron unos pocos años y aquella persona que me enseñó Braille llamó un día a casa para comunicarme que la ONCE convocaba unas oposiciones para maestros. Me apunté y leí unos apuntes terriblemente engorrosos hechos por psicólogos que sólo entienden ellos. El caso es que superé todas las pruebas allá por 1986. Desde entonces he venido desarrollando mi trabajo, primero con adultos y casos mayoritariamente de ceguera sobrevenida, y desde hace unos 10 con todo tipo de alumnado. El mundo de la tecnología siempre me ha gustado, desde ayudar a mi padre a arreglar una plancha, hacer bricolaje en mi casa o introducirme en el mundo del ordenador. Como usuaria y enseñante pero sin conocimientos específicos de informática.
Mis primeras Jornadas fueron las de Barcelona, casi siempre buscando o satisfaciendo mi curiosidad e inquietud en relación a mi trabajo. No sólo en cuanto a herramientas que permitan un mejor acceso al curriculo escolar sino, especialmente, las que nos diviertan para estudiar o para jugar. En estas jornadas, interesantísimas todas, eché de menos un espacio que abordase la educación. Y así, intercambiando experiencias, opiniones, buscando nuevas vías, nos plantearon hacer algo y ese algo lo vamos a compartir aquí.

Reproducir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.